Make your own free website on Tripod.com
gran hermano

Home

yahoo clubes de los chicos
Alejandra Martinez
Puro Tamara Paganini
Ximena y Gustavo
Santi Almeida
Mejores imagenes de GH 2
Perfiles Gran hermano 1
libro para que opines
Pablo Heredia
Mejores imagenes GH 1
Album de Natalia Fava
CHAT
Reglas
Silvina Luna
Gaston Trezeguet
Perfiles Gran Hermano 2
Amor de verano
Marcelo Corazza
Album de Silvina
Natalia Fava
Gaston Trezeguet

GASTON : EL NIÑO MIMADO DE LA CASA DE GH 1

elementoojoqueseabre.gif

" MI VIEJO NO QUERIA QUE ME VISTIERA DE MUJER"

elementoojoqueseabre.gif

Casi no hay noches en que no vaya a bailar. Dice que sale de los boliches con los bolsillos repletos de teléfonos y que, después de su experiencia en la casa de Gran Hermano, sus conquistas (tanto de hombres como de mujeres) se han incrementado como nunca. Irónico, ácido y polémico, jugó a ser Marilyn Monroe. Aquí, los sorprendentes resultados. Gastón Trezeguet, tómelo o déjelo

Si las personas tuvieran subtítulo en vez de apellido, su nombre completo sería: Gastón, la vida es una fiesta. Sentado sobre una pequeña banqueta, la criatura de las confesiones jugadas pestañea, acomoda el tul que le cubre las piernas y sopla, distraído, el esmalte aún húmedo de sus uñas.

Hace una hora era un chico levemente desgarbado, de jeans sueltos y zapatillas desatadas. Ahora es una diva platinada, una Marilyn Monroe de extraño glamour. Así es Gastón, un sujeto que se transforma a cada paso pero sin la pomposa pretensión de ser modelo de nada ni de nadie. Acido, polémico, un border que disfruta jugando a estirar los límites. Tómelo o déjelo. Amelo u ódielo. Pero no intente cambiarlo, será en vano. A los 23 años, tiene muy claro qué quiere ser en la vida.

Ya pasó casi un mes desde que abandonó la casa de Gran Hermano; sin embargo recién hoy el pequeño Trezeguet ilustrado se siente verdaderamente fuera. Durante las dos primeras semanas dice lo único que hice fue ir de acá para allá: programas especiales, invitaciones a otros ciclos Ahora estoy empezando a disfrutar un poco más. Disfrutar, la palabra clave que rige sus días, su curso y su final. Disfrutar, de eso se trata.

¿Cuáles son tus planes hoy?
Me hicieron algunas propuestas bastante serias para trabajar en televisión. De Telefé y de Azul. Para ser notero, para hacer producción en Gran Hermano 2, para conducir un programa a la medianoche No sé, no quiero agarrar cualquier cosa, lo tengo que pensar muy bien. Si hago algo, me tiene que gustar. No me interesa estar en la tele por estar y nada más. Quisiera hacer una programa de viajes, así pego algún canje y me voy a recorrer el mundo (risas).

Finalmente, ¿cómo te recibió la gente en la calle?
Perfecto. Ayer (domingo) fuimos a Coyote. Yo tenía un poco de miedo, porque ahí hay un ambiente más popular y pensé que me iban a tratar mal, pero no, se morían por saludarme

Después de la casa, ¿ganás más en los boliches?
¡Mucho más! Es increíble. Te cambia todo. Yo antes iba a un lugar a levantarme a alguien y tenía que laburar el levante, ¿entendés? Ahora, todos quieren seducirme. Salgo de los boliches con los bolsillos llenos de teléfonos. Dame un beso, por favor, me dicen en cada lugar. Yo no lo puedo creer.

¿Cuáles fueron tus últimas conquistas?
Ese mismo día, en Coyote. Eran las cuatro de la mañana y me asomé a un balconcito. Vi que todos me estaban mirando. Señalé a un pibe que me gustó. Le hice un gesto para que subiera adonde yo estaba. Fue así, lo elegí a dedo. Ahora salgo de esta nota y me voy a casa porque me tiene que llamar.

¿Y chicas?
Sí, pero menos. En realidad yo muero por los heterosexuales, ese es mi problema, aunque a veces los más mujeriegos son los primeros en caer.

¿Con qué famosos te gustaría tener algo?
Juan Castro me fascina, es lindísimo el pibe. El día que lo vi en persona no lo podía creer. Con Fernando Peña creo que podría aprender muchas cosas. Debe ser un tipo de esos que conocen muchos secretos. De las mujeres me gusta un chica nueva, una rubia, no sé cómo se llama porque se hizo famosa mientras yo estaba en la casa. Es una que está con Francella

¿Julieta Prandi?
¡Esa! Está bárbara.

¿Con tu papá sigue el idilio post-Gran Hermano?
Más o menos. Está todo bien, me respeta, pero después del algunos días me dijo que no contara toda mi vida en los medios, que me guardara mi intimidad y mis confesiones, y me pidió especialmente que no me vistiera de mujer. Quizá me lo dice porque a él le duele escucharme. Está bien, lo entiendo, me parece lógico, pero no me voy a callar, nunca me voy a callar lo que tenga ganas de decir.

Muchas veces dijiste que no te gusta trabajar. ¿Te bancarías ser un mantenido?
Si el tipo que me mantiene me gusta, por supuesto, no tendría ningún problema. Decile a cualquier chabón del mundo: Te doy 50 mil dólares si me hacés el amor y no tengas dudas de que va a agarrar viaje. Gays somos todos, lo que falta es alguien que nos financie.

¿Cómo se siente ser Marilyn?
Mientras hacías las fotos, pensaba en cuántas mujeres fueron Marylin por un rato: Madonna, Susana Giménez, hasta Florencia de la Vega creo que lo hizo. Por qué entonces no lo iba a ser yo (risas).

Gastón se enciende cuando se enciende la noche. Disco, música, amigos, más disco A los 23 no duda de cuál es su camino. Provocar a cualquier precio. Es cierto, no divisa muy bien cómo sigue todo allá adelante, en ese lugar incierto y resbaloso que llaman futuro (Algún día espero enamorarme de verdad, creo que también voy a querer tener hijos, pero quién sabe, quién sabe), pero por ahora tiene claro por qué calles quiere caminar, sin pretender ser ejemplo para nadie. Después de esta vida conjetura no hay nada. El momento es ahora. Sólo queda disfrutar.

Disfrutar, de eso se trata.

Alejandro Seselovsky
fotos: Christian Beliera
producción: Sofía Delger
agradecimientos: peinó Walter para Gino Lozano.